Account menu

Síguenos en:

Curiosidades de El Puente sobre el río Kwai

Arthur

Para el papel del protagonista Coronel Nicholson, David Lean tenía en mente a dos de los actores británicos más prestigiosos: Laurence Olivier o Charles Laughton. Sin embargo, Sir Laurence estaba muy ocupado preparando el rodaje de “El príncipe y la corista”, que iba a dirigir y protagonizar junto a Marilyn Monroe y declinó la oferta. Charles Laughton aceptó en principio, pero su delicada salud le impedía trasladarse al sofocante Ceilán donde se iba a filmar toda la película y prefirió irse a Hollywood a rodar "Testigo de cargo", de Billy Wilder. Lean llamó entonces a Cary Grant, el cual pensó que el papel le hacía demasiado mayor y no quiso saber nada más del proyecto. Alec Guinness fue la cuarta opción; aunque en un primer momento rechazó el papel porque el personaje le parecía según sus palabras "un loco y un traidor", al final acabó aceptando y fue todo un acierto: Sir Alec brindó una de las mejores interpretaciones de su carrera, la cual le valió el Oscar al mejor actor.

Arthur

Columbia Pictures llegó a un acuerdo con el productor Sam Spiegel para financiar y distribuir el film en Estados Unidos con la condición de que uno de los protagonistas cambiase su nacionalidad de británica a estadounidense y pasara a ser oficial de la US Navy con el fin de conectar con el público americano. Así, el papel del cínico "comandante" Shears, sería interpretado por un actor americano de renombre. Se contactó primero con Marlon Brando, que pasó del proyecto sin dar explicaciones. Luego se intentó con Humphrey Bogart, pero el legendario actor estaba ya enfermo del cáncer del que finalmente fallecería y además ya se había comprometido con la que sería su última película "Más dura será la caída", de Mark Robson. Finalmente William Holden aceptó el papel por consejo de su amigo Billy Wilder, que intuía que la película iba a ser un gran éxito y no se equivocó.

Arthur

David Lean tuvo constantes disputas con los actores ingleses, especialmente con Alec Guinness y James Donald, porque éstos pensaban que el film era "antibritánico" y pretendían hacer cambios en el guión para que sus personajes resultaran más "heroicos", algo a lo que el director se negaba. La tensión fue creciendo hasta que al final del rodaje de la última escena con Alec Guinness, Lean, que también era inglés, gritó "¡Corten! ¡Y ahora, que les den por c… a los actores ingleses! ¡Gracias a Dios que mañana empiezo a rodar con un actor americano…!"

Arthur

La famosa marcha “Coronel Bogey”, que los prisioneros ingleses silban al entrar en el campo japonés al principio de la película, era una melodía muy popular entre los militares británicos desde la Gran Guerra. Durante la II Guerra Mundial, los soldados le pusieron una letra sarcástica sobre Hitler y los alemanes cuyo estribillo decía “Hitler has only got one ball” (Hitler sólo tiene un huevo). David Lean quería que los soldados cantaran esa letra mientras entraban en el campamento, pero al productor Sam Spiegel le pareció demasiado vulgar y sugirió que los actores simplemente silbaran la melodía. Lean aceptó a regañadientes y así es como quedó la secuencia en el film.

Arthur

Durante un descanso del rodaje, David Lean decidió darse un baño en el río para aliviar el intenso calor. Sin embargo, no tuvo en cuenta la peligrosa corriente y a punto estuvo de ahogarse si no llega a salvarle el actor Geoffrey Horne, que se lanzó al agua al oír los desesperados gritos del director.

Arthur

Alec Guinness afirmaba que su desfallecida forma de caminar durante la secuencia en que el Coronel Nicholson es sacado del "horno" y llevado a presencia de Saito, la había copiado de la de su hijo Matthew, el cual se estaba recuperando de la polio en aquellas fechas. Según Guinness, aquella escena fue el mejor trabajo de su carrera.

Arturo Zafra

El coronel Saito existió realmente, pero su verdadero carácter distaba mucho del inhumano y cruel personaje del film. El verdadero Saito era un militar culto, inteligente y humano que trataba a los prisioneros con respeto y compasión. Hasta el punto que, tras la derrota de Japón, Tossey acudió como testigo al consejo de guerra que el tribunal aliado para crímenes de guerra entabló contra Saito y le salvó de la horca con sus declaraciones. Cuando Tossey murió, en 1975, Saito viajó a Inglaterra para visitar su tumba.

Arturo Zafra

El coronel Nicholson (Alec Guinness) se inspira en la figura real de Philip Tossey, teniente coronel ingeniero del ejército británico. Prisionero de los japoneses, fingió aceptar el encargo de sus captores para construir el puente, aunque en realidad hizo lo que pudo para sabotear la construcción: desde añadir barro al cemento para debilitarlo hasta infestarlo de termitas que él y sus hombres cogían en la selva.

Arturo Zafra

El guión se basa en una novela del escritor francés Pierre Boulle, el cual se inspiró en hechos reales ocurridos en las selva de Birmania durante la Segunda Guerra Mundial. Los japoneses utilizaron a miles de prisioneros de guerra ingleses, australianos y neozelandeses como mano de obra para la construcción de infraestructuras militares para la invasión de la India británica: entre ellos el puente sobre el río Kwai para el ferrocarril entre Rangún y la frontera tailandesa.

Victor Van Dort

Se construyó un puente de hierro en plena selva de Ceilán, alctual Sri Lanka, sólo para dinamitarlo. Invirtieron 250.000 dólares y empezaron a hacerlo meses antes de iniciar el rodaje. 500 obreros, 35 elefantes y 8 meses costó levantarlo y bastaron unos segundos para destruirlo.

Envíanos tus curiosidades

Más sobre: Geoffrey Horne | James Donald | William Holden | Mark Robson | Sam Spiegel | Alec Guinness | Cary Grant | Billy Wilder | Marilyn Monroe | Charles Laughton | Laurence Olivier | David Lean | El Puente sobre el río Kwai

Inicia sesión o crea una cuenta para escribir un comentario.