Account menu

Síguenos en:

Curiosidades de Sabrina (1954)

Arturo Zafra

William Holden, Audrey Hepburn y Billy Wilder congeniaron enseguida. Bromeaban y se divertían juntos durante el rodaje, luego quedaban para cenar o tomar una copa. Bogart se autoexcluyó desde el principio, llegando a creer que existía un complot contra él para que su trabajo en la película fuera eclipsado por el de la emergente Audrey. Esa injustificada paranoia acabó convirtiéndose en un indisimulado desprecio hacia la joven actriz que obligó a Wilder y a Holden a intervenir más de una vez en defensa de la pobre Audrey.

Arturo Zafra

El vestuario de Audrey Hepburn fue diseñado por Givenchy. Cuando al modisto francés le dijeron que los vestidos eran para "la señorita Hepburn" creyó que se trataba de Katharine Hepburn. No tenía ni idea de quién diablos era Audrey. No obstante, la inolvidable actriz belga se convirtió en su musa a partir de "Sabrina", y lució sus creaciones en infinidad de películas posteriores.

Arturo Zafra

A pesar de todos los problemas, Wilder y Bogart se despidieron como amigos una vez finalizado el rodaje. Eso sí, cada uno de ellos dijo después en privado que no volvería a trabajar jamás con el otro. Y no lo hicieron.

Arturo Zafra

Cuando le preguntaron a Bogart qué era lo que tenía en contra de Audrey Hepburn, éste contestó: "Nada, realmente. Si no te importa tener que repetir veinte veces la misma escena cada vez..."

Arturo Zafra

Las exigencias y manías de Bogart durante el rodaje exasperaron a todo el equipo. Un día armó una bronca tremenda a uno de los guionistas delante de todo el mundo porque no le habían pasado a tiempo una copia del guión con las escenas del día. Wilder le dijo al estudio que no rodaría un sólo metro más de película hasta que Bogey se disculpara con el pobre hombre. Bogart le invitó a su camerino a tomar un trago y todo se arregló felizmente.

Arturo Zafra

A Bogart no le gustaba Audrey Hepburn e hizo todo lo posible para que la despidieran y le dieran el papel a su mujer, Laureen Bacall. Pero Billy Wilder (con el apoyo de William Holden, que estaba secretamente enamorado de Audrey) se mantuvo firme ante las presiones de la estrella.

Arturo Zafra

William Holden y Humphrey Bogart no se caían bien. Al contrario de los papeles que les tocó interpretar en "Sabrina", Holden era un hombre conservador y de costumbres tradicionales. Sobrio y reflexivo, le gustaba volver a casa con su esposa en cuanto acababa la jornada. Bogart en cambio era de ideas liberales y hábitos disolutos: todos los días a las 6 de la tarde se largaba al bar a atiborrarse de whisky hubiera o no tomas pendientes, cosa que disgustaba profundamente a Billy Wilder.

jesus garcia

Durante el rodaje, tuvieron una visita real europea con la que Hepburn hizo de anfitriona por orden de Wilder, ya que era la que mejor educación tenía.

jesus garcia

Bogart no aceptó el papel hasta que no se añadió al guión la escena en la que presenta el nuevo material a pruebas de balas y el dispara, pensó que si no disparaba disminuiría su fama de duro.

Envíanos tus curiosidades

Más sobre: Billy Wilder | William Holden | Sabrina (1954)

Inicia sesión o crea una cuenta para escribir un comentario.